Sal de Babel (una implicación más de «Salid de ella pueblo mío»)

«Por esto fue llamado el nombre de ella Babel, porque allí confundió YHWH el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra» (Gn 11:9).

Hubo un tiempo, antes de la invención de la imprenta y del internet, en que se intentó eliminar el libro de los libros. Hoy en día, se corre el peligro de hacer ineficaz su mensaje debido a la proliferación de movimientos religiosos e interpretaciones de lo más particulares.

Si estás confundido acerca de cualquier doctrina o tema bíblico, no dudes más, sal de toda confusión, concerta tu cita y te ayudaremos en la medida de nuestras posibilidades. Te vamos a asesorar de forma completamente gratuita a través de 

nuestras videoconferencias, proporcionándote las herramientas necesarias para que el texto se te revele de modo que no vuelvas a estar claudicando entre varios pensamientos. 

No deseamos darte una respuesta más entre varias, sino enseñarte a preguntar para que el Espíritu Santo te conteste a través de las páginas de la Biblia. Si aprendes a formular tus preguntas adecuadamente, probablemente la Escritura te devolverá respuestas correctas...  No muchos saben esto, así que o se dirigen de forma poco cuidada al texto, o simplemente reciben respuestas parciales por parte de las diferentes ofertas religiosas, en las que se estila más la adhesión fanática a tales o cuales doctrinas que la ejercitación de la capacidad de pensamiento. Nos adiestran para que nos dirijamos primeramente al hombre, más que enseñarnos a cuestionar cada doctrina directamente al Eterno, y por consiguiente, obtenemos respuestas humanas. 

Por todo ello, no dudes en salir de Babilonia, en estos tiempos en que el ciberespacio está tan falto de verdaderos discípulos como atiborrado de maestros, y súmate a aprender junto a nosotros preguntando al único que alguna vez ha merecido con toda propiedad ese nombre. El maestro de Galilea.

NOTA:

Por otra parte, si asistes a alguna congregación y tienes alguna duda, te aconsejamos que primeramente acudas a tus líderes y solo concertes tu cita con nosotros en caso de que sinceramente necesites y busques una segunda opinión o una respuesta más satisfactoria. Si ese es tu caso, puedes contactar a través de este enlace.

Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo cierto soy de Pablo; pues yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo. ¿Está dividido Cristo? ¿Fué crucificado Pablo por vosotros? ¿ó habéis sido bautizados en el nombre de Pablo? (1 Cor 1:12-13).

Atentamente,

SaldeBabel.org.es